Ayer por "Causalidad" , digamos que las casualidades no existen, llegó a mí un video del Dr. Mario Alonso Puig, la verdad es que sus conferencias me encantan, están llenas de metáforas capaces de llegar a mucha gente y por lo menos a mí, me llega una gran humildad en como se expresa.

El video lleva como título "Tu vida es tu mensaje" y es una conferencia motivacional.

Como parte de la conferencia el Dr. Mario Alonso Puig comenta "Hay que integrar el mensaje para poder traspasarlo a otras personas"  y siguiendo esa premisa escribo aquí lo que he integrado del mensaje para poder extenderlo. Por supuesto que al final del texto dejo el enlace a la conferencia para quién la desee escuchar, no tiene desperdicio.

Las personas somos flexibles o inflexibles. Hoy en día podemos ser transformadores o estáticos. Podemos crecer y mejorar o ser un terreno secano.

Para generar transformaciones hemos de entender que:

  1. Existen los cambios disruptivos. Son cambios que aparecen de golpe, que no son paulatinos. Es algo radicalmente nuevo, donde hay que aplicar la actitud del niño ante la novedad, descubrirlo y dejar de lado la visión del adulto que se aferra a un mundo antiguo.
  2. Todo cambio es un desafío. Es nuevo, es diferente, son posibilidades.
  3. La madurez. Esta dentro de nosotros esperando desplegarse y florecer.

Una semilla no nace para morir como semilla, nace para transformarse en un árbol que dará frutos y albergar los nidos de los pájaros. Tu naciste para alcanzar tu plenitud, para convertirte en quién estás llamado a ser. El estándar es la grandeza y cuando conectas con ella te iluminas e iluminas a otras personas.

 

Nos tenemos que querer en nuestra totalidad, con lo que nos gusta de nosotros y con lo que escondemos y no aceptamos. Debemos abrazar la oscuridad para poder darle luz desde el amor.

 

Si nos damos cuenta de lo que no hacemos bien y lo miramos con amor dejaremos de ser esclavos de aquello que nos impide avanzar, aprenderemos y cambiaremos nuestras costumbres por otras que nos liberarán, “La verdad te hará libre”, acepta como eres y cambia aquello que te frena y no te deja avanzar.

 

Nuestras excusas habituales son:

  • Estoy muy cansado y ya soy mayor.
  • Ya no es tan necesario (le quitamos urgencia)
  • Es demasiado difícil
  • Ya lo intenté en el pasado y fracasé. (El pasado no hace el futuro, nos hace aprender)
  • Me faltan capacidades y habilidades (Hay que tener más autoestima)
  • El dolor del cambio es demasiado grande. (Estamos enfocando a algo que aún no existe)
  • Digo con la cabeza y no con el corazón. Hay que atender al corazón para reconocer el amor hacia nosotros mismos y hacia los demás.

REINVENTARSE ES IMPORTANTE Y URGENTE

Para poder reinventarse hay que hacer que sea importante y urgente sino siempre estaremos aplazándolo y sin tiempo para abordarlo.

SOMOS VULNERABLES

Debemos aceptar nuestra vulnerabilidad, somos frágiles, pero también podemos aprender.

 

La presión nos la ponemos nosotros mismos mediante emociones que hacen que creamos que somos incapaces. Cuando hay un cambio disruptivo, si nos resistimos, es porque nos sentimos amenazados y se inician reacciones defensivas automáticas.

En estas circunstancias nuestra creatividad se bloquea y si esta situación se alarga en el tiempo llegamos al estado que se llama “Estar quemado”, sin ganas de hacer nada, sin creatividad. Estas agotado y hay apatía.

 

Para no llegar a este punto debes Soltar el “Querer controlarlo todo” y en cambio mover tu objetivo, tu mirada a “Descubrir, mejorar, aprender, ayudar”, hay que dejar el ego de lado, pasar de pensar en lo mío a lo nuestro, sustituir el YO por el NOSOTROS, mirar cómo ayudar a los demás, y considerar lo que beneficia a todos.

 

Salir de zona de confort significa entender que nos estamos perdiendo un bosque, un bosque en el que vivir en libertar, lleno de árboles. El miedo a salir de la zona de confort se supera con curiosidad e inspiración.

 

Cuando das un paso adelante y quieres ayudar a otros seres humanos encontrarás dentro de ti el potencial necesario para crear. Hay que creer para poder crear. Caerás, te levantarás y al final lo lograrás, acepta la ilusión y la pasión, son dos herramientas muy potentes para avanzar que harán que encuentres el qué, el cómo y el cuándo para lograr lo que te propongas.

Debemos olvidar esa parte de nosotros que se aferra al estatus, el reconocimiento, el control, esa parte que se agarra a lo conocido y enfocarnos en dar rienda suelta a la exploración, investigar, descubrir, aprender y crecer.

Enlace a la conferencia

Imagen de Andreas Wohlfahrt en Pixabay

Mario Alonso Puig - Tu vida es tu mensaje


0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *