Los individuos tenemos miedos que hemos considerado como algo que forma parte de nosotros, vivimos con ellos y los aceptamos con toda naturalidad. Estos temores provienen de la sociedad en la que vivimos que desde que nacemos nos condiciona mediante determinadas normas y creencias colectivas.

El control social es el conjunto de prácticas, actitudes y valores destinados a mantener el orden establecido en las sociedades. (Fuente Wikipedia)

Entre los medios de control social están las normas sociales, las instituciones, la religión, las leyes, las jerarquías, los medios de represión, los medios de comunicación y la propaganda,​ los comportamientos generalmente aceptados, y los usos y costumbres (sistema informal, que puede incluir prejuicios) y leyes (sistema formal, que incluye sanciones).

El miedo en la historia

Durante la segunda guerra mundial se estigmatizo a los judíos generando ideas sociales en su contra. Después de la Segunda guerra Mundial, en Estados Unidos el miedo que imperaba era el de la expansión del comunismo en otras regiones del mundo, por lo que se comenzó a aplicar la “Doctrina Truman”.  El 1 1 de septiembre del 2001 tuvieron lugar cuatro atentados terroristas en Estados Unidos. Todos adjudicados y aceptados por la organización terrorista de origen musulmán Al Qaeda.  A raíz de este atentado todos hemos permitido que nuestra privacidad se haya reducido, hemos permitido que en los aeropuertos nos pidan que nos quitemos zapatos, a no poder pasar líquidos, etc.

Cualquier gobierno necesita de leyes formales para gobernar y al mismo tiempo poder dar herramientas de replica a las masas y así permitir que se expresen dentro de unos parámetros controlados. Ahora bien, existen momentos en que estas masas sociales comienzan a generar miedo en los gobiernos, bien sea por el auge e importancia que toman o por las reivindicaciones que persiguen.

Ante esta situación y dejando de lado si el momento actual del COVID-19 deriva de un virus natural o creado, debemos estar atentos a los movimientos en todo el mundo que van enfocados a una restricción de derechos fundamentándose en el miedo de la sociedad. En nuestro país ya sucedió el 11M que dio lugar a la Ley Mordaza, que más tarde se ha aplicado en manifestaciones y expresiones sociales que nada tienen que ver con el terrorismo.

Analicemos la situación, tenemos una pandemia que ha obligado a cerrar comercios, empresas y servicios. Este hecho deriva en un alud de ERTEs y cierres empresariales de grandes dimensiones. En resumen, un incremento del paro, un retraso en los pagos de los ERTEs y en consecuencia una sociedad asustada por no saber si llegará a final de mes, si podrán mantener su casa, su familia y en definitiva ¿Qué les depara el futuro?.

Y aquí llega la manipulación, el Banco de España ya esta avanzando que habrá que tomar medidas drásticas, que hay que ajustarse, que el estado gastó demasiado y es necesario corregir , la patronal sale a los medios diciendo que se rompen las negociaciones por que el gobierno quiere derogar la actual reforma laboral, Vaya!!! Ya estamos influyendo con el miedo para que la sociedad vaya aceptando lo que han venido a llamar nueva normalidad.

Y porqué esta nueva normalidad en vez de sustentarse en el miedo hacemos que se sustente en la ilusión, en un futuro distinto, más enfocado a la sociedad. Por ejemplo, que la NISAN dice que se va, pues que se vaya, reinventemos la planta de producción para producir automóviles españoles eléctricos, aprovechemos los conocimientos y experiencia de los trabajadores para darles un objetivo de futuro positivo para ellos y toda la sociedad. Reinventemos nuestro turismo hacia un turismo sostenible, que ame la naturaleza. Enfoquemos todos los esfuerzos del país hacia las nuevas tecnologías, que el objetivo sea el bien estar de todos. Ideemos nuevos empleos que hoy en día ni imaginamos y caminemos hacia una sociedad más humanizada y con conciencia social y ecológica.

S.C

Imagen de Eak K. en Pixabay 


0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *