Los silencios hablan por si solos, el silencio es una forma de expresar emociones y estados de ánimo.
El silencio de los amantes mirándose a los ojos es un baile de lenguaje no verbal que conlleva admiración.
El silencio de dos frente a frente puede interpretarse como un reto entre ambos.
El silencio y la mirada hacia un hijo o alguien indica el desacuerdo o complicidad con algo.
El silencio del que escucha es sabiduría. El silencio a veces es la peor de las mentiras, o el sentirse culpable.
En definitiva, expresa emociones que las palabras son incapaces de mostrar.
A veces el silencio es intencionado, buscado para generar expectativa, utilizado para marcar una posición definida o esconder un sentimiento de responsabilidad no asumida.
Existe un silencio manipulador y otro espontáneo lo que los diferencia es el objetivo, el manipulador tiene el objetivo de controlar al otro, generar desconcierto y crear una unilateralidad de comunicación manipuladora.

También existen silencios mal entendidos donde el emisor espera una respuesta que por el motivo que sea no puede ser inmediata por el receptor.


0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *