Escribo este post ya que en breve hablaré del tema en el programa de radio SIEMPRE y ADELANTE en RKB.
Se trata de dar una pincelada sobre el asunto y situar al lector.

  • La felicidad es una emoción que se produce en la persona cuando cree haber alcanzado una meta deseada.
  • La felicidad suele ir aparejada a una condición interna o subjetiva de satisfacción y alegría

 

En el mundo Occidental asociamos la Felicidad y satisfacción a lograr una META . Una vez lograda esa meta la felicidad va desvaneciendose hasta que buscamos otr objetivo con el que ser felices, por lo que la Felicidad se convierte en algo puntual en el tiempo y fluctuante.

La filosofía Oriental concibe la felicidad como una cualidad producto de un estado de armonía interna, es un sentimiento de bienestar que perdura en el tiempo.

  • Ser feliz es autorrealizarse, alcanzar las metas propias de un ser humano .
  • Ser feliz es ser autosuficiente, valerse por sí mismo sin depender de nada ni de nadie .
  • Ser feliz es experimentar placer intelectual y físico y conseguir evitar el sufrimiento mental y físico .

¿PERO QUE ES PROCRASTINAR?

Procastinar en el nombre que se le da al sindrome de la Felicidad Aplazada.

Se caracteriza por la angustia de no tener tiempo para hacer todo lo que deseamos hacer, lo que nos lleva a posponer los momentos de recreación, diversión y descanso para después.

Algunos ejemplos serían :

  • Desear una vida con más comodidades y lujos que nos obliga a trabajar más tiempo, pensando que sólo seremos felices cuando tengamos todo lo que soñamos.
  • Ahorrar todo lo que podemos para cuando nos jubilemos o seamos mayores, sin darnos cuenta que lo más importante es disfrutar el aquí y el ahora.
  • Miedo al cambio. Muchas veces preferimos quedarnos en un trabajo que nos disgusta o con una persona que no nos hace felices por miedo a tomar decisiones radicales.

Nuestra cultura nos enseña de pequeños a posponer la felicidad, el tipo refrán, primero la obligación y después la devoción. Primero estudia y después diviertete, primero trabaja y luego descansa.

Ya la religión nos pospone la felicidad, al ir al Cielo seremos felices, mientras en la tierra hemos de sufrir. Este referente ocurre en varias religiones, no solo la cristiana.

Procrastinar significa posponer o aplazar tareas y responsabilidades por otras actividades que nos resultan más gratificantes y son menos importante o innecesarias. De esta forma evadimos la responsabilidad refugiandonos en algo. Por ejemplo, si tenemos que hacer la Renta y se nos hace cuesta arriba, podemos limpiar aquellos estantes sucios u ordenar los libros con la idea de que es trabajo a realizar. Realmente estamos llevando a cabo otras actividades para evitar hacer la que realmente esta pendiente y es importante.

De la misma forma eludimos la responsabilidad de ser Felices, aplazamos nuestras ilusiones, aquellas vacaciones, aquella cena con los amigos, con la escusa que tenemos trabajo. Gastamos el tiempo en todo aquello que creemos nos hará alcanzar la felicidad postergandola a tener dinero, bienes materiales etc.

Cuando nos volvemos locos, olvidamos que la felicidad reside en nuestra mente y empezamos a buscar compulsivamente fuentes de gratificación externa.

Entrar en ese juego es perjudicial porque, entonces, seguro que adquirimos la mente del mono loco. El mono loco es un primate que va de rama en rama, frenético, buscando la rama perfecta donde estar perfectamente cómodo. Y no la encuentra jamás.

El cerebro busca recompensas, así que todas nuestras decisiones, expectativas y resultados se transforman en información que utiliza para asegurarse de que tomas buenas decisiones en el futuro”, la espera de esas recompensas va en busca de la felicidad.

Pensamos , soñamos y nos preocupa el futuro, pero en ocasiones no hacemos nada para lograr lo que queremos. Nos falta el momento de ACCIÓN.

SIN ILUSIÓN no hay ACCIÓN y  SIN ACCIÓN no hay FELICIDAD. Este estado nos genera angustia y posponemos el descanso y el ocio para mañana, primero la OBLIGACIÓN después la DEVOCIÓN.

Siguiendo esta conducta lo que logramos es llegar al final del día pensando que no hemos tenido tiempo para hacer todo aquello que queríamos.

Muchas veces creemos que tal cosa o tal persona nos hará felices, nos dará esa felicidad.

El amor de otra persona, el dinero conseguido o el reconocimiento ajeno no nos hacen verdaderamente felices. Y recomenzamos la búsqueda, creyendo que la felicidad definitiva yace escondida detrás de la próxima meta que nos proponemos alcanzar.

Siéntate, analízate, deshazte de rencores, de ambiciones, de envidias, de malos recuerdos.

Cuando buscamos, nos perdemos aquello que deseamos encontrar.

Si buscas la Felicidad fuera no la encontrarás.

Las Barreras de la Felicidad

Nuestras creencias pueden llevarnos a pensar que:

  • Más comodidades, lujo, dinero? : Esto nos lleva a trabajar más , implica por lo tanto que aplazamos nuestra felicidad esperando lograrla en un futuro próximo o lejano.
  • Miedo al cambio – SALIR DE LA ZONA DE CONFORT : Sacrificamos la felicidad presente por la futura.
    • Más vale malo conocido que bueno por conocer.
    • Muchas personas se pierden en las pequeñas alegrías mientras esperan la gran felicidad.
  • A veces una enfermedad, una crisis laboral o personal son el catalizador para querer cambiar y generar las acciones necesarias para llevarlo a cabo y realizar un cambio en nuestra vida.

Al romper las barreras Cambiamos nuestras prioridades.

Un cuento ZEN

Érase un ratón que se hallaba en constante estrés por miedo al gato. Un mago se apiadó de él y lo transformó en un ágil felino.

Pero, entonces, el pobre animal se empezó a asustar del perro. El mago, con otro golpe de vara, lo transformó en un fuerte can.

Pero, al poco tiempo, el agobiado animal empezó a temer al tigre. El mago, aunque ya un poco cansado, lo transmutó en un poderoso tigre, el rey de los felinos.

Y en ese punto, a nuestro animal le entró un ataque de pánico ante la presencia del cazador. El mago dio un suspiro, harto de tanto trabajo. Cogió su varita, la alzó y dijo:
–¡Te convierto en ratón y esta vez es para siempre!
Y añadió:
–Nada de lo que yo haga va a servir, amigo, porque primero tienes que aprender a ser feliz como un ratón. 

LA PREGUNTA ES :¿Dónde buscamos la felicidad?

En el trabajo, en el afecto, en la salud, en lo social ?

Y LA GRAN PREGUNTA ES: ¿Estas ahí?

¿Estás en  el sitio donde deseas la felicidad? , Es decir – ¿VIVES EL MOMENTO? O prevalece otro ESTADO?
Deseas otro trabajo, Deseas más dinero, más amor, más afecto, más amigos. ??????
SI TU MENTE ESTÁ PENSANDO EN QUE NO GANAS LO SUFICIENTE, NO TIENES AFECTO , NO TE GUSTA TU TRABAJO y ESTÁS QUIETO, ES QUE NO VIVES EL MOMENTO, el famoso, AQUÍ y AHORA.

Cuando caminamos, hablamos , leemos o simplemente estamos sentados, disfrutamos del momento, o nos perdemos en pensamientos de futuro incierto.

Cuando esto sucede perdemos el tiempo del momento, el poder disfrutar del AQUÍ y AHORA. Perdemos ese instante de Felicidad que nos puede ofrecer leer o simplemente hablar con alguien.

¿Cuántas veces estamos sentados en la mesa comiendo y prestamos más atención al TV que a lo que nos dicen nuestros hijos?

Obviamos lo importante.

Tenemos hambre y comemos, no tenemos hambre y también comemos si es la hora de comer o cenar.

Disfruta la vida y alcanzarás la Felicidad

Disfrutar significa : apasionarse, vivir la vida cada instante, en el trabajo, con los amigos.

Cuando las personas somos capaces de realizar cualquier actividad de forma natural, sin darnos casi cuenta, es en ese instante que fuimos y fluir significa realizar cualquier actividad con  placer, ilusión y disfrutando, eso es la FELICIDAD.

Y si estás triste y no sabes como actuar, no preguntes a un triste, pregunta a un feliz , y COPIA, Modela, haz lo que mantiene a otros felices, no nos ha de dar vergüenza.

La Felicidad se haya dentro de nosotros mismos.

Para encontrarla debemos tener en cuenta:

  • La Amistad, la  Alegría, la Reflexión  son un Viaje interior para sacar a flote nuestro verdadero ser.
  • La Compasión : Nos conecta con el sufrimiento de otro, entender por que lo hace , es la base de la empatía.
  • Compromiso: Esto sale si o si. Me levantaré siempre.
  • Fe: En nosotros mismos, si nos ponemos en marcha apostando por nosotros.
  • Humildad: Hace que nos podamos poner en los zapatos de otro y aprender.

Uno debe ser Feliz por el mero hecho de existir.

 


0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *