Hay momentos en que las personas deben abordar determinadas situaciones, personales o profesionales en las que creemos que quizá no seremos capaces de lograr determinados objetivos.

En estas situaciones la PNL nos ayuda a obtener todos aquellos recursos que ya poseemos y a encontrar los que nos faltan.

Los RECURSOS pueden ser la paciencia, la tolerancia, la alegría, la flexibilidad, la disciplina, la organización, la decisión, la seguridad, la paz, la tranquilidad, la valentía, el amor, la esperanza, entre otros.

En muchas ocasiones ya disponemos de estos recursos, lo que ocurre , es que estamos tan enfocados en el problema o situación que los dejamos de lado de forma inconsciente y nos olvidamos de ellos. Esta situación conlleva inseguridad, enfado, nerviosismo etc.

Mediante la PNL podemos acceder a nuestra mente y encontrar de nuevo estos valiosos recursos de forma sencilla y cada vez que nos haga falta.

Una forma de lograrlo es mediante el siguiente ejercicio:

  • Piensa en una experiencia positiva y poderosa que hayas tenido en tu vida. La primera que surja. Obsérvala, escucha y siéntela
  • Ahora recuerda una ocasión en la que te hayas sentido muy orgulloso de lo que hiciste. Revive completamente esa situación.
  • Coge tu dedo pulgar de la mano izquierda y apriétalo con el pulgar y el índice de la mano derecha.
  • Mira que día hace hoy.
  • Piensa ahora en alguna vez en que hayas vivido sentimientos intensos, positivos.
  • Ahora disfruta de todos estos sentimientos.
  • Vuelve a apretar el pulgar de tu mano izquierda con el índice y pulgar de la derecha, siente profundamente los sentimientos positivos.

Repite estos pasos hasta que al apretar el pulgar de tu mano izquierda revivas de forma automática los sentimientos positivos.


0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *